Fecha de Lanzamiento: 17/04/2013

Desarollador: Southend Interactive

Editor: Deep Silver

Género: Beat ‘em up / Acción y aventura

Costo: 1,200 Microsoft Points,

Cada día parecería que es más fácil desarrollar videojuegos. Nuevas compañías y equipos de los cuales  nunca habíamos escuchado hablar, logran entregarnos nuevas experiencias de juegos que nos agradan y sorprenden.  Por cada 10 de estos juegos nuevos y sorprendentes 1 o 2 muchas cuentan con una presentación extraordinaria y un gamplay sólido y divertido, pero les hace falta ese algo que logre que puedan explotar todo su potencial y convertirse en títulos legendarios.

En Sacred Citadel nos encontramos con un caso de estos.

Sacred Citadel es un Beat ‘em up con cooperativo para 3 jugadores de muy buena calidad. Con gráficas cel-shading que crean bonitos escenarios y enemigos bien diseñados, esta resulta ser una buena aventura para la retina a través de cuatros actos repletos de enemigos para vencer.

Antes de iniciar el juego se pueden elegir entre cuatro personajes, cada uno con sus propias fortalezas y debilidades – el fuerte Safiri Warrior, el veloz Ancarian Ranger, la equilibrada Khukuri Shaman y la especialista en proyectiles Seraphim Mage.- Haciendo gala de las características RPG cada vez que uno de nuestros personajes acabe con un enemigo obtendrá puntos de experiencia, haciendo que con cada nivel que subamos podamos seleccionar que habilidades mejorar.

Con respecto a los diversos personajes la verdad es que pasar un nivel con uno o con otro no cambia mucho. Si, cada uno tiene sus diferencias, pero estas no son lo suficientemente notables como para hacer un verdadero cambio, por lo que si disfrutas de la experiencia de 1 jugador únicamente perderás tu tiempo si deseas acabar el juego con más de un personaje, ya que vivirás prácticamente lo mismo.

El sistema de batalla no es nada malo. Con un golpe básico, golpe secundario, bloqueo, salto y movimiento especial, tenemos justo lo que necesitamos para poder disfrutar un brawler. Los combos son divertidos y fáciles de recordar, por lo que no tendrás que recurrir al menú de start constantemente para ver que botones presionar para poder concretar un buen combo.

Los enemigos son variados y eso se agradece. Cada tipo de criatura cuenta con sus propias armas, habilidades y patrones, por lo que en cada nivel se mantendrá fresco en este aspecto y no sentirlas que batallas ante entes genéricos. El grave problema con estos villanos es que la Inteligencia Artificial es paupérrima y deja mucho que desear. Basta con agruparlos y hacer el combo de knockeo para acabar con ellos sin problema ni amenaza alguna.

Las peleas contra los jefes son entretenidas pero poco interesantes. Con eliminar a sus secuaces, golpear, bloquear y esquivar puedes terminar la batalla y esto no es necesariamente malo, pocos juegos del género tienen peleas finales realmente innovadoras e interesantes, pero con tan solo haber hecho que el ambiente en el que se desarrollan las luchas tuviera un impacto en ella, Deep Silver hubiera logrado algo más relevante con ellas.

Sin duda alguna Sacred Citadel es un buen juego, estamos ante un brawler con la capacidad de entretener a cualquiera, que por momento recuerda a Golden Axe pero con la sutil diferencia de que este, simplemente, no es un juego memorable. Sus pequeñas fallas que en su mayoría tienen que ver con carencia de personalidad, hacen que un juego sólido y con potencial exista únicamente para entretener a varias masas y posteriormente ser olvidado.

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.