PlayStation All Stars Battle Royale busca alejarse de Super Smash Brothers, marcar una diferencia y hacerse de una identidad propia en un género creado y marcado por la popular franquicia de Nintendo. Sin embargo, PlayStation All Stars Battle Royale se enmarca en esa mezcla de géneros creada por Super Smash Brothers, por ello las comparaciones entre estos juegos se vuelve inevitable. Por tanto, no puedo evitar pensar en la necesidad de un título como PlayStation All Stars Battle Royale en pleno ocaso del 2012. ¿Qué no PlayStation surgió como la consola en la que podrías jugar más allá de Mario, Link, Donkey Kong, Samus, et. ál.? Y pese a que años posteriores PlayStation contó con sus respectivas mascotas, la consola de Sony siempre se caracterizó por ofrecer propuestas que no necesariamente se encasillaban en un personaje… y ello generó que, salvo algunas excepciones, las mascotas de Sony no lograran el mismo carisma que las de Nintendo.

La premisa de PlayStation All Stars Battle Royale es sencilla. Pon a todos los personajes de juegos exclusivos de PlayStation, mézclalos con otros que no lo son pero Sony piensa que son carismáticos y ponlos a pelear con un gameplay bastante sencillo. Tres botones para atacar (que sumado con combinaciones muy básicas de stick dan tres posibles ataques nuevos), uno para saltar, un stick para agarres, uno para defenderse y otro para ejecutar súper ataques (que es la gran diferencia entre PlayStation All Stars Battle Royale y Super Smash Brothers). Suena bastante sencillo y de hecho lo es; en unos cuantos minutos te sentirás los suficientemente hábil como para defenderte en el juego. En ese sentido resulta plausible el trabajo de SuperBot Entertainment y Santa Monica Studio, pues crearon un gameplay que prácticamente cualquier jugador puede entender rápidamente y por tanto, comenzar a jugar con otras personas. Además, el juego cuenta con tutoriales que explican detalladamente cada uno de las acciones que puedes ejecutar en el título.

De no ser por la ejecución de súper ataques, PlayStation All Stars Battle Royale sería un título idéntico a Super Smash Brothers (vaya, incluso copiaron el giro para esquivar ataques). En PlayStation All Stars Battle Royale los personajes no cuentan con un nivel de “vida” o energía. Pueden repartirse golpes infinitamente. Pero para ganar deberás sumar puntos, los cuales obtienes eliminando a tus rivales con súper ataques. Para ejecutar súper ataques deberás de golpear a tus adversarios en repetidas ocasiones. Mientras más combinaciones de ataques realices más rápido llenarás tu barra de súper ataque, la cual cuenta con tres niveles de ataque, siendo uno el súper ataque más “débil” y tres el más “fuerte” (lo pongo entre comillas porque cualquier súper ataque que impacte al rival lo fulminará). Esta mecánica cambia totalmente el estilo de juego con el que jugarás PlayStation All Stars Battle Royale si vienes de la escuela de Super Smash Brothers, pues para tener oportunidad de ganar deberás de golpear constantemente. El título premia la actitud ofensiva. Esto no quiere decir que el juego se vuelva un constante apretón de botones sin ritmo o estrategia, pues no todos los ataques se ejecutan a la misma velocidad, por lo que deberás de conocer bien a cada personaje y explotar las cualidades de cada uno para poder salir victorioso. Además, el gameplay que en un inicio es sencillo se puede volver complejo si consideras que con un mismo súper ataque de primer nivel puedes eliminar a los tres rivales; lo mismo ocurre cuando decides contraatacar estos súper ataques con otro igual. El juego ofrece variantes que lo hacen más complejo.

Sin embargo, el gameplay de PlayStation All Stars Battle Royale no es excelente. El juego está desbalanceado o “roto”. Kratos de God of War es el personaje “rey” del título, pues la mayoría de sus ataques cuenta con gran alcance y es relativamente sencillo encadenar ataques para llenar con mayor rapidez la barra de súper ataque. Y pocas cosas son tan molestas en un juego de “peleas” como un personaje roto. Pero como PlayStation All Stars Battle Royale no es un juego de peleas “puro”, este desatino de los desarrolladores puede ser corregido con la vieja mañana de “échenle bolita a…”. Otra opción sería que todos los jugadores usaran a Kratos, pero eso sería aburrido seguramente.

No obstante, el atractivo gameplay ofrecido en PlayStation All Stars Battle Royale contrasta con la pobre oferta de modos de juego que ofrece el título. Además, el modo de juego que en papel resultaría el más interesante, el modo historia, es francamente gris. Básicamente añade unos cuantos cortes de escena no animados en los que se narra alguna situación del personaje que elegiste. Después te avienta a pelear contra un roster random de personajes en situaciones trilladas: uno contra uno y todos contra todos. Al final enfrentas a tu “rival” (rivalidades que se sienten muy acartonadas) y a un personaje que recuerda a Andros de Star Fox. Y no hay más. Salvo los cortes de escena –que dejan mucho que desear- no hay diferencia entre la “historia” de uno u otro personaje. El juego no explota las situaciones de las franquicias que aparecen en el juego y tampoco lo hace con la marca PlayStation en general. No hay algún escenario que te ponga a pelear encima de un DualShock (piénsenlo, sería divertido) o que haga burla de las situaciones cotidianas del PlayStation 3 como las constantes actualizaciones. Vaya, a lo largo de su historia PlayStation ha cosechado historia que bien pudo ser empleada en este modo de juego y no está. Lo único que podría motivar a terminar cada una de las “historias” de los personajes es obtener el trofeo que otorga cada una. Y en mi muy particular caso, los trofeos no importan.

Otro de los modos destacados en PlayStation All Stars Battle Royale son los Trials, los cuáles te pedirán ejecutar acciones específicas con cada uno de los 20 personajes que componen el roster de peleadores del juego. Este modo de juego es útil pues te permite conocer los movimientos y habilidades de cada personaje, lo cual resulta útil para encontrar al personaje que mejor se adapte a tu estilo de juego y para saber cómo contraatacar a los demás personajes. Sin embargo, a diferencia de otros modos trial como el de Super Street Fighter IV, los triales de PlayStation All Stars Battle Royale son bastante simples.

Otro aspecto que deja mucho que desear en PlayStation All Stars Battle Royale son los desbloqueables que podrás obtener en el juego. Como ocurre con pocos juegos de pelea, PlayStation All Stars Battle Royale no cuenta con personajes ocultos. Comienzas con los 20 que incluye el juego y no hay más. Y aunque hay nuevos atuendos que desbloquear, títulos y fondos para tu perfil en línea, animaciones de entrada y salida para los personajes, el juego se siente carente de contenido. Es probable que no te tome mucho tiempo desbloquear todos los artículos del juego. El verdadero problema será encontrar motivación para desbloquear un título para tu perfil en línea. Y es que pocas cosas son tan satisfactorias en un juego de esta naturaleza como desbloquear un personaje o escenario nuevo.

La presentación del juego tampoco es uno de sus puntos fuertes. Los menús lucen pobres y las pantallas de carga entre una pelea y otra harán que voltees a cualquier sitio menos a la pantalla. Un juego de esta naturaleza debería de estar lleno de fan service y PlayStation All Stars Battle Royale no lo está. Ni siquiera los créditos son llamativos y vuelvo a la comparación con Super Smash Brothers. Los juegos de la franquicia de Nintendo estaban llenos de fan service, de coleccionables que te hacían volver una y otra vez a jugarlo. Y si Sony decidió entrarle a un mercado en el que invariablemente se le iba a comparar y quizá hasta acusar de copión, resulta pertinente preguntarse por qué no copiaron bien.

PlayStation All Stars Battle Royale es un juego entretenido. El multijugador offline definitivamente te hará soltar carcajadas en compañía de tus amigos, mientras que online la experiencia también será divertida. Su gameplay, salvo el incidente con Kratos, es amigable e incluso puede ser profundo cuando se le juega con la seriedad requerida. Sin embargo, el título carece de una oferta variada en cuanto a modos de juego y tampoco cuenta con muchos desbloqueables y el fan service prácticamente es inexistente.

A PlayStation All StarsBattle Royale le damos una calificación de 7.5.

Nota: La versión reseñada fue la de PlayStation 3. No se probó la función crossplay con PlayStation Vita.

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.