Todo empezó cuando en 2006, durante E3, Square-Enix mostro por primera vez lo que sería Final Fantasy XIII. El juego prometía  ser uno de los mejores Final Fantasy, ya que, su incursión en las nuevas consolas hacia que se viera fenomenal. Era un proyecto muy ambicioso pues, que en lugar de solo sacar un titulo llamado FF XIII, se dieron a la tarea de crear toda una saga llamada Fabula Nova Crystalis, la cual, incluiría a FF XIII, FF XIII versus y FF agito ( hoy conocido como Final Fantasy Type – O). Pasaron cuatro años y Fabula Nova Crystalis quedo un poco olvidado pero, Final Fantasy XIII llegaba a nuestras manos y eso era lo importante. Esta nueva presentación tenía unas graficas asombrosas pero, tuvo carencias en cuanto a historia y modo de juego, ya sea por las peleas un poco complicadas o por lo lineal del juego, se podría decir que este no es el Final Fantasy favorito. En lo personal me pareció bastante divertido y una historia ingeniosa pero, no se compara con las historias vistas en FF 4, 6, 7, 8 y 9.

Sorpresivamente en 2011 se anuncio Final Fantasy XIII-2, cosa que no se tenía contemplada en Fabula Nova Crystalis. Esta secuela nos contara la historia de Serah tres años después de los acontecimientos sucedidos en Final Fantasy XIII. Lightning ha desaparecido, algunos creen que se sacrifico para salvar al mundo, mientras que otros, creen que sigue viva en algún lado. Es aquí donde se presenta nuestro nuevo protagonista Noel Kreiss, un muchacho que viajo desde un futuro lejano buscando salvación para su mundo, nótese que él es último sobreviviente, en su viaje encontró a Lightning, quien se encuentra en Valhalla librando una eterna pelea con Kaius (nuevo personaje antagónico). Lightning encomienda a Noel la misión de buscar a Serah y junto con ella salvar al mundo, un poco trillado no.

Tras un, digamos mediano, preámbulo a lo que fue Final Fantasy XIII y lo que será Final Fantasy XIII-2 pasemos a lo que no emociona, que hay de nuevo, que mejoraron y como es que se ve este nuevo título.

Graficas

Gráficamente no ha cambiado mucho, los personajes y escenarios se siguen viendo muy bien, todo fluye excelente, no ocurre el ahora típico bajo framerate o el lento procesamiento de texturas. Las cinemáticas siguen teniendo la calidad a la cual Square nos ha acostumbrado, le han dado un grado de emoción extra con la adición de los “Quick Time Events” pero, en un momento pasaremos a esto.

¿Qué hay de Nuevo? 

En Final Fantasy XIII-2 han incluido muchas cosas, en gran parte para arreglar, de algún modo, las carencias que se encontraron en su predecesor. Empecemos por:

Interacción con los NPC: En FF XIII era prácticamente nula, la mayor parte del tiempo estas infiltrándote o huyendo y no hay nadie a tu alrededor. En esta secuela habrá secciones donde encontraras mucha gente con la que podrás interactuar, e incluso, se asombraran de algunas de tus acciones.

La exploración: Esto es algo elemental en todo RPG y FFXIII carecía de él, todo era muy lineal y con escasas posibilidades. Pues, ya no mas, FF  XIII-2 tiene escenarios más grandes, con varios caminos para llegar a tu destino, tesoros y artefactos escondidos que tendrás que recolectar.

Monstruos: Si nunca has tenido la oportunidad de jugar Pokemon, es ahora o nunca; FF XIII-2 implemento un sistema donde, el tercer personaje de tu equipo será un monstruo. Estos monstruos los podrás capturar simplemente al eliminarlos en una batalla, se transforman en cristal (pokebolas) y ya son tuyos. Lo más interesante de esto es que también pueden escalar en su propio árbol de habilidades y así subir de nivel, todo esto con la ayuda de items en particular para cada tipo de monstruo. Estos monstruos también desempeñan un rol dentro de los paradigmas, llámese comander, ravager, sentinel o medic, y cuentan con una especie de Limit Break (por si no jugaste FF VII, limit es una barrita que se llena a lo largo de la pelea y, cuando está llena te da la posibilidad de lanzar un ataque especial llamado Limit Break).

Quick Time Event: este sistema es muy popular en juegos como Heavy Rain, God of War, Bayonetta, Asuras Wrath entre otros. Consiste en tener que apretar un botón en el momento indicado para que la cinemática corra a tu favor, en caso de fallar recibirás daño o simplemente tendrás que volver a empezar la secuencia. Pensaran que es un recurso viejo pero le da un toque emocionante a las batallas y cinemáticas, además que te saca de la rutina.

Puzzles y Minigames: Existen algunas variedades de acertijos que te permitirán continuar con tu camino, ya sea que debes encontrar el camino indicado para recolectar gemas o emparejas símbolos con las manecillas de un reloj le da un cambio de atmósfera al juego que se siente muy bien. En cuanto a lo mini juegos encontraras carreras de chocobos, las cuales, no se comparan con lo que presentaba FF VII. También puedes jugar Black Jack en el casino, pero solo como parte de un DLC.

HUB: Como sucedió en FF X-2 para hacer mas fácil la exploración del mundo, existe una especia de centro de mando, desde donde podrás ir a cualquier parte del mundo, o del tiempo en este caso, en cuestión de segundos, similar a la nave Epoch en Chrono Trigger.

Pícale al Numero 2 para continuar


Páginas: 1 2

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

1 Comentario
  1. mIkE

    15 May 2012 ⇢ 5:37 pm

    Por supuesto que nunca lograras apreciar por completo un videojuego si te la pasa comparandolo con otras entregas, lo cual es lo unico que veo en tu reseña.

    Ademas como puedes decir que FF XIII carece de historia, en realidad es un videojuego con un universo inmenso y enigmatico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.