El viaje de Mickey Mouse por Wasteland, tierra en la que se lleva a cabo Epic Mickey 2: The Power of Two, pretende ser precisamente eso, épico. Y aunque la aventura está llena de escenarios coloridos con bastantes sitios de interés y algunos personajes memorables, Epic Mickey 2 no se siente del todo épico pues comete algunos errores vistos en otros juegos de plataformas en 3D de hace algunos años, los cuales se vuelven muy notorios cuando haces uso de la principal característica del juego: el pincel.

Tras los hechos del primer juego, Wasteland y sus pobladores comienzan con la reconstrucción de su hogar, sin embargo una serie de desastres naturales pone en riesgo la reconstrucción de Wasteland, por lo que los habitantes de Wasteland y Oswald The Lucky Rabbit traen de regreso a Mickey Mouse para resolver el misterio, del cual el Dr. Mad, quien fue el antagonista de la primera entrega de la serie, se deslinda al inicio del juego. Para resolver el misterio de los terremotos que aquejan Wasteland, Mickey Mouse nuevamente hace uso de su pincel mágico, además de hacer pareja con Oswald para poder avanzar por Wasteland y resolver diversos puzzles.

De hecho al inicio del juego se nos presentan las distintas mecánicas del pincel mágico en un breve tutorial, teniendo dos tintas a usar: una azul para pintar todo lo que se encuentre despintando en Wasteland, y una verde para despintar y eliminar algunos de los obstáculos que encontraremos a lo largo del juego. Sin embargo justo cuando comienzas a pensar en las posibilidades que en teoría daría esta mecánica, comienzan las limitantes del juego, pues la mayoría de cosas que puedes pintar y por tanto, restaurar en el juego, se encuentran sombreadas o lucen con transparencias, de tal forma que es muy simple notar qué puedes pintar. En lo que respecta a lo que puedes despintar en el juego, debo mencionar que se encuentra aún más limitado, pues mientras lo restaurable está muy marcado, lo que puedes eliminar rara vez tiene algún señalamiento, por lo que la mayoría de las ocasiones te encontrarás disparando tinta verde a discreción buscando algunos de los muchos secretos que aloja el juego.

Y es precisamente esta necesidad de andar por Wasteland disparando tinta verde para encontrar algunos puntos de interés la que revela otro de los puntos débiles de Epic Mickey 2: por momentos el juego es confuso. Pese a que a lo largo de toda tu aventura un narrador te irá guiando al más puro estilo de las películas de Walt Disney, en lo que respecta al enfrentamiento con jefes o el uso de tintas indelebles con la que deberán cubrirse Mickey y Oswald, el juego se vuelve confuso y en algunas ocasiones encontrarás la respuesta a un puzzle que te tomará algunos minutos más por casualidad que por la ejecución de un movimiento específico. Esta “falta de señalización” en el juego contrasta demasiado con la excesiva señalización sobre lo que se puede pintar y restaurar en el juego.

Como mencioné anteriormente, una de las nuevas adiciones de Epic Mickey 2 es el acompañamiento de Mickey por Oswald, quien te ayudará con su control remoto a resolver algunos acertijos y vencer algunos enemigos. Si bien Oswald es útil en la mayoría de los momentos, en algunas ocasiones Oswald no responderá de la manera que tú esperas e incluso habrá momentos en los que lo pierdas de vista o lo veas a lo lejos tratando de alcanzarte por una ruta incorrecta para después desaparecer y aparecer mágicamente a un lado tuyo.

Por otra parte, la gama de movimientos que podrás ejecutar en equipo con Oswald se sienten limitados a un par, como son brincar más alto o agarrarte de sus pies para volar por algunos momentos haciendo uso de sus orejas como las hélices de un helicóptero. De alguna manera el juego queda a deber en lo que respecta a la interacción entre ambos personajes. Y pese a que el juego puede jugarse en modo cooperativo, la mayor parte del tiempo que juegues Epic Mickey 2 sentirás a Oswald como una especie de “consciencia” o ítem para el cumplimiento de ciertos objetivos y no como un compañero activo.

El último de los aspectos que impide que Epic Mickey 2 sea una experiencia memorable es el uso de la cámara. Pese a que la mayoría de las veces la cámara funciona bien, es decepcionante que haya algunos momentos en los que pasarás más tiempo tratando de conseguir el mejor ángulo de visión que explorando los coloridos escenarios de Wasteland. Los conflictos con la cámara del juego son aún más notorios en los momentos en los que estás moviendo a Mickey y lanzando algunas de las tintas con el pincel. De hecho en algunas ocasiones cuando te encuentres arriba de algún edificio y comienzas a mover la cámara, verás a través de los edificios para encontrar que, aunque diferentes cuando entras por la puerta, a través de la cámara lucen vacíos.

Pese los puntos negativos que he externado en los párrafos anteriores, debo decir que Epic Mickey 2 es un aventura divertida. Wasteland es un escenario lleno de colores y personajes de Disney que los fanáticos de la marca disfrutarán. A lo largo de los diversos escenarios que visitarás en Epic Mickey 2 se encuentran algunos de los personajes más memorables de Disney, mientras que de hecho algunos escenarios muestran los rostros de algunos de los personajes de las películas de Disney más famosas, como Bambi o Blanca Nieves y los siete enanos. Esta clase de fan service hace que la travesía por Wasteland sea agradable, al punto que es probable que como yo, dejes de lado la tarea que se te encargó para comenzar a explorar los diversos sitios que ofrecen los escenarios.

Adicionalmente y a forma de “obligarte” a conocer los diversos puntos de interés de Wasteland, en Epic Mickey 2 podrás hacerte de una cámara fotográfica para capturar diversos puntos específicos que podrás canjear por nuevos ítems y habilidades. Precisamente éste es uno de los puntos fuertes del juego; pese a que la búsqueda de la respuesta al misterio de los terremotos de Wasteland es bastante simple, el juego está lleno de side quests que te orillan a charlar con los personajes del juego, lo cual invariablemente te lleva a algún punto de tu memoria en el que haces conexión con algún recuerdo de tu película o caricatura favorita de Disney.

Y aunque debo confesar que no soy un gran fanático de Disney, el hecho de que el juego tenga para ti algún momento especial, es muestra del gran trabajo de Warren Spector para capturar la esencia del universo Disney. Iniciar el juego y revivir esa escena de Fantasía en la que Mickey aprendiz de mago hechiza a las escobas y cubetas para que hagan el trabajo que se le encomendó acompañado de aquella magnífica pieza musical es memorable. Epic Mickey 2 está lleno de fan service, seas fanático o no de Disney.

Epic Mickey 2 es un juego divertido que lamentablemente recae en algunos de los errores más comunes de los juegos de plataformas. Por otra parte, la historia principal del juego es relativamente corta, sin embargo al añadirle todas las side quests y coleccionables, el título extiende su tiempo de vida de forma considerable. Aunque no es épico, Epic Mickey 2 bien podría engancharte hasta que reveles el misterio que aqueja a Wasteland.

A Epic Mickey 2 le doy una calificación de siete.

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.