Reseña: Bioshock Infinite Burial at Sea Episode 2

142 vistas Dejar un comentario

LetreroBioshockBurialAtSea2

“Un mundo repleto de puertas, todas y cada una de ellas con posibilidades infinitas”.

Ya sea desde el fondo del mar en una ciudad utópica o en un paraíso terrenal ubicado en el medio de los cielos, Bioshock siempre ha tenido la capacidad de demostrarnos que la narrativa en los videojuegos y el gameplay de alto nivel no tienen por que estar peleados. El primer Bioshock fue una experiencia que mezcló con éxito el genero de terror con el FPS tradicional y contó una historia que si bien no era compleja, contaba con giros de tuerca lo suficientemente sorprendentes como para tenernos pegados a la pantalla por más de 10 horas sin problema alguno. Infinite por su parte, optó por inclinarse un poco más a la acción a la vez que nos daba a conocer ligeros tintes de una historia tan intrincada, que para comprenderla hace falta interactuar con prácticamente todo el ambiente a nuestro alrededor. Irrational Games tal vez ya no exista hoy en día, pero previo a su partida, el equipo de Ken Levine decidió dar un cierre digno y de alto nivel a una franquicia que pese a solo tener 2 juegos en su haber (Bioshock 2 no forma parte de la historia canon de Levine) logró ponerse al mismo nivel de franquicias AAA como Halo, Mass Effect o Grand Theft Auto.

La historia de este segundo contenido descargable da inicio justamente donde Burial At Sea 1 concluyó, con un Rapture cuya sociedad está empezando a derrumbarse y donde las Little Sisters empiezan a cobrar verdadera importancia y valor al punto de que una sola de ellas, “puede llegar a valer más que el oro que una persona pueda cargar en sus manos”. En esta ocasión estaremos bajo el control de Elizabeth, quien está en Rapture para salvar a una pequeña de nombre Sally, pero para lograr su cometido, deberá antes realizar una misión de suma importancia para uno de los hombres más importantes de Rapture y aquel que acabará siendo el futuro antagonista del primer Bioshock: Atlas.

En esta ocasión, será Elizabeth la "heroína" y no la damisela en apuros
En esta ocasión, será Elizabeth la “heroína” y no la damisela en apuros

Desde el momento en que da inicio Burial at Sea 2 nos queda más que claro que Irrational se esmeró en hacer de este el mejor Bioshock posible a la fecha, una vez iniciada la partida, se nos da la opción de ver un pequeño clip titulado “previamente en: Bioshock“, en el que se nos narran los eventos clave del titulo de 2007 y aunque en un inicio cuesta trabajo ver la utilidad de este clip, a lo largo de la aventura nos daremos cuenta de que nuestras acciones, traen como consecuencia algunos de los eventos más importantes que presenciamos en el primer Bioshock además de algunas pequeñas aportaciones a Infinite. Burial at Sea 2 es mucho más que un simple contenido adicional que nos narra una historia secundaria del mundo de Rapture o Columbia, es en realidad un añadido que resuelve muchas de las dudas que nos generamos a lo largo de las antes mencionadas aventuras y en otros casos, nos da la explicación del por que algunos personajes como Ryan, Atlas, Suchong o Comstock, terminaron siendo lo que llegamos a conocer.

Como mencionamos en un inicio, en esta ocasión estaremos jugando en el papel de Elizabeth, sin embargo (y por razones que son explicadas de muy buena manera durante los primeros minutos de juego), en esta aventura Elizabeth no cuenta con ninguno de los poderes que le conocimos en Bioshock Infinite, aquí ella es solo una persona más cuyo único talento es el conocimiento que adquirió de los muchos libros que llegó a leer en su vida. Booker también hará su aparición desde el primer minuto de juego, pero a diferencia de la campaña principal de Infinite o de la primera parte de Burial al Sea, aquí su papel se reduce meramente al de un personaje de apoyo como lo es Cortana en Halo 4, su aparición no afecta en lo absoluto el Gameplay, pero si tiene un gran impacto en la historia.

Uno de los misterios resueltos en este DLC, es el origen de los Big Daddy como protectores de las Little Sister
Uno de los misterios resueltos en este DLC, es el origen de los Big Daddy como protectores de las Little Sister

Debido a que Elizabeth no cuenta con sus poderes sobrehumanos y a que por ende, es solo un ser humano más encerrado en Rapture, las mecánicas de juego cambian drasticamente de lo que conocemos como Bioshock, aquí el abrirse paso a disparos resultará prácticamente una misión suicida debido a que Elizabeth no posee armadura y su salud es cerca del 40% de la que posee Booker. Aunque tecnicamente es posible finalizar la campaña de esta forma, el verdadero espiritu de este DLC yace en el sigilo y la estrategia de juego. A pesar de que armas tradicionales como la pistola y algunos plasmidos de ataque están presentes, nuestros verdaderos aliados serán los nuevos añadidos, por parte de las armas, tendremos a nuestra disposición una ballesta con distintos tipos de munición que van desde la típica flecha, hasta opciones un poco más sigilosas y útiles como los dardos somníferos que noquean al instante o los sonoros que distraerán a los enemigos y nos permitirán continuar sin tener que disparar una sola bala. En lo que respecta a los plasmidos, la nueva creación de Ryan industries, el Peeping Tom, nos otorga la capacidad del camuflaje activo y ver a través de las paredes, algo que resulta más que útil cuando se trata de pasar desapercibido.

A pesar de todo lo anterior, habrá momentos en los que ocultarnos de los enemigos será imposible y tendremos que hacerles frente, pero de nueva cuenta, Burial at Sea promueve el juego inteligente antes que los tradicionales tiroteos y nos ofrece la opción de gastar nuestras balas ante los enemigos con una probabilidad de ganar muy baja, o la de escabullirnos entre ellos para eliminarlos por detrás e inclusive hacerlos pelear entre ellos para solamente tener que dar el golpe final a aquellos supervivientes heridos. El ejemplo más claro de ello, es cuando tenemos que cruzar un salón repleto de Splicers y en el que un Big Daddy se encuentra rondando, Elizabeth tal vez pueda hacerse cargo de los Splicers, pero es literalmente imposible para ella eliminar a un Big Dadddy, por lo que la opción más viable es ocasionar una riña entre ambos enemigos para posteriormente, solo limpiar los restos, dando sentido al dicho “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

La ballesta forma parte del nuevo arsenal en Burial at Sea, y es por mucho el arma más práctica del juego
La ballesta forma parte del nuevo arsenal en Burial at Sea, y es por mucho el arma más práctica del juego

A nivel tenico no hay en realidad mucho que aportar, pues Burial at Sea mantiene la impecable calidad que vimos en Bioshock Infinite y la maravillosa atmósfera que todos amamos en el primer Bioshock, el audio continua siendo de alto nivel y otorga una atmósfera de juego bastante creíble, en ocasiones escucharemos los lamentos de un Splicer tras haber matado a un amigo suyo, a unos pocos sobrevivientes tratando de luchar contra la locura ocasionada por el Adam e incluso llegaremos a ver personajes clave como Suchong pasar por experiencias que antes solo conocíamos por las grabaciones que encontramos a lo largo de Bioshock. Respecto a lo anterior, Ken Levine e Irrational Games volvieron a hacer de Rapture no solo un mundo realista, sino uno lleno de vida, para entender por completo la historia de este DLC y obtener conclusiones de lo ocurrido en Rapture y Columbia, hará falta interactuar con todo lo que tengamos a la vista, posters, grabaciones, vídeos e incluso maniquíes tienen una historia que contar, lo que puede hacer que las 6 horas que nos toma completar la campaña principal se puedan extender hasta llegarse a duplicar.

El escenario principal del juego es Rapture y sus principales zonas de conflicto, pero en ocasiones tendremos la oportunidad de viajar a Columbia y conocer otra perspectiva de la ciudad que se eleva de los cielos, siendo en estos pequeños tramos de la historia donde sabremos cual es la conexión que existe entre los plasmidos y los vigores y los Big Daddys y el mítico Song Bird. Tal vez en el papel la idea de viajar entre Rapture y Columbia suene un poco incredula, pero de nueva cuenta el equipo de desarrollo encontró una manera asombrosamente creible de justificar estos movimientos, lo que nos hace llegar a la conclucion de que el “decepcionante” primer episodio de Burial at Sea no es más que un simple prologo de la magnifica aventura que terminó siendo este segundo episodio.

BioshockBurialatSeaB
Un restaurante abandonado o los cadáveres de quienes fueran millonarios ilustres… todo tiene una historia que contar en Rapture

Conclusiones:

Burial at Sea Episode 2 representa el final de la era Bioshock a manos de Ken Levine e Irrational Games y no pudo haberse hecho de mejor manera. Todo aquello que hizo grande al primer Bioshock y a Bioshock Infinite convive en perfecta armonía en este contenido descargable que fácilmente podría competir con algunos de los títulos AAA disponibles en el mercado, el único pecado que posee, es que hay misiones secundarias que nos llevan del punto A al punto B a recolectar materiales que en realidad son monótonas y terminan sobrando, pero en ningún momento afecta la experiencia de juego como para representar un problema. Bioshock Infinite: Burial at Sea 2 puede ser uno de los mejores DLC que hayamos visto a la fecha junto a Left Behind de The Last of Us y es una prueba más de que los modos de un solo jugador tienen una larga vida por delante, además de que puede servir de lección a otros estudios respecto al verdadero valor añadido de un contenido descargable por el que vale la pena hacer una inversión.

  • Lo bueno: Magnifico desarrollo de la historia y personajes. Se atan muchos cabos sueltos de Bioshock y Bioshock Infinite. Grandiosa manera de unificar las tramas de los distintos Bioshock y sus personajes principales.
  • Lo malo: Algunas misiones secundarias se sientens sobradas por completo. Para entender y disfrutar por completo la historia, hay que concluir al 100% Bioshock y Bioshock Infinite.

 

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.