Padre Chino contrata Sicario Virtual, para liquidar a los personajes de su hijo en World of Warcraft

143 vistas 1 Comentario

Esta es una de esas notas curiosas que no se da todos los días  y que esperemos no lean muchos padres de familia, y es que en la sobre poblada China un padre se vio en la necesidad de contratar a un “Sicario Virtual” para que terminara con todos los personajes virtuales de su hijo en World of Warcraft, y es que la adicción a este juego por parte del joven de 23 años era preocupante, pues no dedicaba el tiempo a otra cosa que no fuera a jugar, después de abandonar sus estudios y negarse a trabajar y por supuesto a no tener vida social, Xiao Feng se refugio en los videojuegos online.

Después de lo anterior el papá de Xiao, se vio en la necesidad de buscar a un Sicario que eliminara todo rastro del joven de cualquier juego virtual en el que participara su hijo, con la finalidad de aburrirlo y decidiera finalmente a dejarlos, sin embargo no salio como el padre esperaba pues después de que el “bravucón” online que contratara hiciera su trabajo, Xiao hablo con su padre para finalmente dejarle claro que por el momento no pretende buscar algún empleo tal y como lo explico a la web china People.com.cn.

MMO

En esta nota es importante mencionar que si bien es cierto que los videojuegos son hoy en día una forma de vida, también es cierto que se debe de mantener un equilibrio entre la vida real y la llamada virtual, quizás este sea uno de los casos más extremos de adicción a los videojuegos que hemos escuchado, sin embargo también es cierto que la buena comunicación en familia siempre es necesaria.

Acerca de

Ausser

Videojugador desde el Atari 2600, editor encargado de la sección de originales. Podcaster y entusiasta de la tecnologia.Conversemos en Twitter: @Ausserkraft

1 Comentario
  1. Angel M

    07 Ene 2013 ⇢ 10:02 am

    Ese si es un huevon de primera, pero tan facil como que el padre cancele el servicio de internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.