Nadie parecía saber quién diablos era Jesse Ruins. Vivimos en una época en la que parece en que cada cara relativamente famosa puede ser encontrada sin problema alguno en Internet, pero en caso de este artista no teníamos nada, solo conocíamos que vivía en Japón, y que contaban con un EP de dos canciones, en el cual la música nos decía más de lo que cualquier rostro nos podría expresar.

Una vez que Jesse Ruins consiguió un trato con la discográfica ‘Captured Tracks’ se reveló el misterio y conocimos que este proyecto se trataba de un talentoso dúo de Japón que disfrutaba de hacer música independiente en su habitación con fuertes influencias electro-pop y dream-pop.

La música de este proyecto se caracteriza por verdaderamente hacerte sentir dentro de un sueño ochentero – llámenme loco pero siento que son rolas que harían una hermosa mancuerna con Fry Cry 3: Blood Dragon-,  con magistrales texturas hechas con sintetizadores y una voz que funge como luz entre las borrosas urdimbres en la que nos transportamos.

Es muy sencillo hacer una comparación entre Jesse Ruins y el proyecto francés M83, pero la realidad es que si bien son muy comparables en estilo, substancialmente nos encontramos ante dos artistas completamente diferentes. Mientras que el dúo de Antibes crea obras musicales magistrales que sonarían a la perfección en eventos gigantes, nuestros amigos nipones prefieren optar por una visión más humilde, un poco más sencilla, haciendo cortes que se sienten íntimos y fríos.

Las vocales y susurros son la clave para lograr esta experiencia tan personal, además de que la constante repetición de los mismos pads y sintetizadores nos provocan una sensación de familiarización con su música, aun cuando apenas llevemos poco tiempo con los tracks que su corta carrera nos proporciona.  Si, tal vez esta falta de sonidos nuevos pueda sonar como un pecado para los aficionados a la electrónica shoegazera, pero la realidad es que Jesse Ruins entrega sorpresa con la perfección y sutil dinámica con la que cuenta.

Por ahora Jesse Ruins cuenta con tres producciones: sus dos EPs, el primero que solo cuenta con dos canciones titulado ‘A Bookshelf Sinks Into The Sand / In Icarus’ y el segundo ‘Dream Analysis’, que resultó ser uno de mis discos favoritos del 2012, ‘A Film’ es el primer LP de la banda de Tokio, el cual no dejó nada a deber y a lo largo de 12 tracks nos da una experiencia auditiva sencilla y creativa.

Si llevas días buscando algo nuevo que agregar a tu biblioteca músical, Jesse Ruins te va a sorprender gratamente con su propuesta, por lo que no pierdas ni un segundo más y disfruta de este nuevo proyecto que promete llegar a las grandes ligas de la música electrónica.

 SpotifyiTunes Lastfm GroovesharkBandcamp

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.