Niños Etíopes aprenden a utilizar y hackear una Tablet antes de aprender a leer

119 vistas 1 Comentario

Tan increíble como suena el titulo, es que en Etiopía se ha implementado el programa “One Laptop per Child” el cual es llevado acabo por el Laboratorio Multimedia del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el cual se ha dedicado a fabricar una portátil de bajo costo (aproximadamente 100 USD) que ayude a los niños de países pobres, aminorando la brecha tecnológica que facilite su educación  Este experimente fue llevado a Etiopía en donde le fueron entregadas algunas tablets Motorola “Xoom” a niños de las aldea de Wonchi, a 70 kilómetros de Adis Abeba , y en la de Wolonchete, en el valle del Rift, los dispositivos contaban con una seria de Apps pre cargadas con el objetivo de que los niños que nunca habían tenido contacto con la lectura o la escritura fueran capaces de aprender a leer por su cuenta, esto por medio de películas, juegos y programas interactivos que les enseñaban el alfabeto.

El resultado lo dio a conocer el director del laboratorio Nicholas Negroponte, el cual explico que los niños por supuesto aprendieron el alfabeto pero que ademas fueron capaces de deletrear palabras y hasta “hackearon” la tablet, por supuesto esto refiere a la personalización del escritorio y características propias que faciliten el uso del aparato para que fuera capaz de adaptarse a las necesidades de cada uno de los niños, ademas que por un error de la organización  a todas las tablets les fue deshabilitada la cámara pero ellos encontraron la forma de hacerla funcionar.

Las tablets, fueron adaptadas para ser cargadas con energía del solar, y los niños han sido capaces no solo desarrollar nuevas capacidades sino que ademas se encuentran perfectamente adaptados ya al dispositivo, después de meses de tenerlas en su poder.

“Pensé que los niños jugarían con las cajas“, asegura Negroponte. “A los cinco minutos, un niño no solo abrió la caja sino que encontró el botón de encendido. Al cabo de cinco días, estaban usando una media de 47 aplicaciones por niño. A las dos semanas, estaban cantando el abecedario en la aldea y a los cinco meses habían ‘hackeado’ el dispositivo Android“. “Algún idiota de nuestra organización“, explica Negroponte, “había deshabilitado la cámara y ellos encontraron la manera de hacerla funcionar y ‘hackearon’ Android“.

Para comprobar cómo evolucionaba la relación de los niños con las tabletas, los técnicos pasaban una vez a la semana por cada aldea para revisar el material y extraer las tarjetas de memoria.

Los niños han personalizado completamente el escritorio“, asegura Ed McNierney, jefe técnico del proyecto, ” de modo que la tableta de cada uno tiene un aspecto diferente. Habíamos instalado software para prevenir eso“, confiesa, “y la manera en que trabajaron con ello es claramente el tipo de creatividad y de descubrimiento que creemos que es esencial para aprender“.

El programa ha repartido alrededor de 3 millones de portátiles en 40 países. Los ordenadores se han repartido en colegios de Perú, Gaza, India o Kenia con buenos resultados.

No se ustedes, pero yo simplemente he quedado  fascinado con esta noticia, es sorprendente la capacidad del ser humano para aprender y adaptarse, no cabe duda que nos queda mucho por aprender de nosotros mismos, y por supuesto espero con ansia un mayor avance en este proyecto y que se sigan expandiendo este tipo de iniciativas a todos los rincones del mundo.

Acerca de

Ausser

Videojugador desde el Atari 2600, editor encargado de la sección de originales. Podcaster y entusiasta de la tecnologia.Conversemos en Twitter: @Ausserkraft

1 Comentario
  1. GeheimnisKage

    02 Dic 2012 ⇢ 3:34 pm

    Como se ha tergiversado últimamente la palabra “hackear”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.