Los Preparativos para Halloween

160 vistas Dejar un comentario

Saludos mis compatriotas de la nación gamer. El día de hoy quiero hablar de algo que tiene que ver con videojuegos pero puede ser malinterpretado… y tomando en cuenta que mis queridos patrones dicen que extrañan mis palabras en este medio, he decidido que es un buen momento para empezar a salirme del huacal otra vez. Ya chole con el E3 y todas las locuras de Microsoft, ya chole con “este juego está de pelos… este juego es lo de siempre… este juego es el futuro…”, ya me tienen hasta la mantequilla con todo. ¿Será porque soy más viejo? Esa será una plática para mi analista. Sin embargo, hoy quiero hablar de la búsqueda por el traje de Halloween perfecto y lo que eso significa. Lo sé, no parece un tema muy gamer, pero una vez que vean todo el discurso que les tengo planeado… segurito los hago cambiar de opinión.

Los Preparativos para Halloween

Todos tenemos una forma de celebrar el bueno y viejo Halloween, para mi es una fecha muy especial. Halloween es el único día que me doy la libertad de disfrazarme y andar en público libremente. Es el momento idóneo para personificar a ese personaje o concepto que tanto adoro. Y, a diferencia del E3, es el día perfecto para disfrazarse para buscar la aceptación del mundo. Además, con la gana que ahora tenemos de tratar de personificar a los personajes que tantas veces hemos visto, es el día perfecto para volvernos SailorMoon con sobrepeso o Kratos versión damisela bad ass.

Es una época para la que muchos toman el papel de baño que les sobra de su casa y se envuelven para ser las momias de antaño o los fantasmitas que tienen textura a las sábanas de mamá. Muchos no le prestan atención a este fenómeno del Halloween, a la tradición (hahahaha… perdón, pero se me hace tan trágico que lo considero tradición) de ser otra persona por un día. Muy al estilo de lo que vivo cuando me conecto para volverme un orco o un cyborg y olvidarme de toda la información administrativa con la que lidio día a día. Sin embargo, en Halloween, me toca actuar, me toca presionar mis propios botones para la interacción con el mundo real en el que vivo. Puedo mostrar colores de mi personalidad que guardo en las cajas empolvadas de mi persona. Es un día donde puedo ser lo que yo quiera… poderoso ¿no creen?

Dadas estas razones, es algo simbólico, filosófico, físico… casi real. Ese día puedo ser Nathan Drake, Solid Snake, Enoch, Drácula, Altaïr, Blanka o algo diferente. Es un día donde puedo emular a mi personaje en mi propia piel, puedo imaginar que mis actos están motivados por una historia de 8 bits, polígonos o alta definición. En Halloween no soy diferente a los raros, normales, anormales, distintos, divertidos, aburridos e iguales de este mundo. Por lo que siento que uno tiene que tomar el tiempo para pensar con anticipación qué es lo que uno se quiere volver y pensar en las modificaciones necesarias para poder llevar a cabo la transformación.

Como podrán ver, mi concepto de esta fecha es importante y relevante año con año. Pasa el suficiente tiempo como para poder disfrutar de ese día y volver a planear para la siguiente ocasión. Y con eso en mente empecemos a hablar de planeación. Mi primera gran recomendación es: no se limiten al imaginar, busquen ser lo que quieran ser para ese día. Mi segunda gran recomendación: no utilicen peroxido sin supervisión de alguien que realmente se preocupe de su salud (las quemaduras duelen mucho… y la historia nunca se olvida). Finalmente, traten de parecerse a ese concepto que soñaron en ser.

Esto viene a colación porque este año me estoy dando cuenta que mi idea para este Halloween va a ser difícil de lograr. Sin embargo, si me pude pasar al menos 20 minutos creando a mis personajes en juegos como Dragon Age o Dragon’s Dogma, creo que puedo invertir en parecerme a ese personaje que estoy pensando recrear en unos cuantos meses. Eso incluye bajar unos kilos, mandar a hacer las diferentes partes del disfraz, arreglar los detalles de conseguir los accesorios para hacerme parecer legítimo. Sin embargo, no hay que ser tan perfeccionistas porque, al igual que en Dragon Age o Dragon’s Dogma, lo que más disfruto es la interacción con el mundo. Por lo que este Halloween lo que más voy a pulir es la actuación.

Supongo que algunos de ustedes han estado en contacto con juegos de rol. No les ha pasado que, ya después de 5 horas tratando de atravesar el calabozo creado de la mente enferma de su respectivo Dungeon Master, se dan cuenta que su personaje toma decisiones muy similares a ustedes o que ustedes se comportan un poquito más como su personaje. Que después de estar unas cuantas horas destazando cerdos en World of Warcraft, les da por decir más seguido frases como “FOR THE HORDE” o “LEEEEEROY“. Que de alguna manera se conectan con esa piel de bits que los representa en sus respectivas pantallas y por un par de momentos, cuando la consciencia ya tiene sueño, se conectan directo a las sensaciones de su personaje. Que se mimetizan hacia las acciones de ese avatar. Pues… así como tenemos ese momento, eso es algo que puedo vivir por unas cuantas horas cuando llega el día de pedir dulces de puerta en puerta (eso o la mega fiesta que hace alguno de sus amigos).

Entonces, para concluir con una nota muy esperanzadora acerca de una fecha rara en esencia. Les recomiendo que este Halloween busquen esa conexión que no tendrían ningún otro día del año. Donde todos los Master Chiefs del mundo saldrán a pulular las avenidas, donde todos los caballeros templarios y jugadores de rugby se reunirán para celebrar el día de la diferencia. Cuando todos celebremos una interacción que, aún siendo ficticia, buscamos de manera contínua cada que prendemos nuestra consola. Que se vuelvan esos seres míticos y fantásticos que tanto han soñado en ser, que en sus consolas buscan jugar, y que, aún siendo falsos, los viven a flor de piel. Por un día al año… que le juego viva en sus pasos.

Live long and prosper…

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.