¿Lo recuerdas? The Legend of Zelda Link’s Awakening

172 vistas Dejar un comentario

Hoy arrancamos esta nueva sección en GameOver. En ¿Lo recuerdas? hablaremos (porque la discusión es con ustedes, lectores) de algún juego del pasado lejano o del pasado reciente. Porque igual jugaron The Legend of Zelda: Link’s Awakening hace 19 años o Bioshock hace dos; da igual, en esta sección recordaremos juegos y compartiré un punto de vista muy particular sobre el mismo, que espero sea enriquecido con sus puntos de vista.

Cuando The Legend of Zelda: A Link to the Past llegó al Super NES en 1992, la serie se había ubicado en un sitio muy alto dentro de la industria de los videojuegos. No eran sólo sus gráficos con una paleta más amplia de colores, la complejidad de sus calabozos, el detalle en cada uno de los personajes y los escenarios, sino también una narrativa mucho más desarrollada que permitió disfrutar de mejor forma el universo de The Legend of Zelda. Hoy en día el título se mantiene entre los preferidos por los fans.

Y en ese entonces, pensar en una aventura de las proporciones de The Legend of Zelda: A Link to the Past en el Game Boy era cuando menos descabellado. Pero para Takashi Tezuka, productor del juego, la idea de llevar The Legend of Zelda al Game Boy era un maravilloso reto. Y así, en 1993 llegó The Legend of Zelda: Link’s Awakening.

Contrario a las entregas anteriores de la serie (Link’s Awakening es la cuarta de la serie), no inicias en un desierto, ni en un castillo postrado frente a Zelda, tampoco en casa de tu tío… no, The Legend of Zelda: Link’s Awakening tiene, junto con Majora’s Mask quizá, el inicio más incógnito en un juego de Zelda, te encuentras en la orilla de una playa, vomitado por un turbulento mar que destruyó tu embarcación (sí, Link navegó mucho antes de Wind Waker).

Y te encuentras sin saber qué ocurrió en la isla de Koholint, un misterioso lugar que en su pico más alto tiene un huevo de Yoshi, enorme, en la cima. Y ni siquiera aparece Zelda en el juego, es más, no aparece ningún personaje de la serie. Esa debe de ser una de las razones por la que The Legend of Zelda: Link’s Awakening es un juego tan mágico, porque en él Link habla por teléfono (WTF), se puede robar ítems en las tiendas y hasta puede pasear a un chomp. Además es el primer Zelda con cameos, pues  en una tienda de muñecas puedes ganar una figura de Yoshi y hasta encontrarte a un inconsolable príncipe Richard que llora porque perdió las plumas doradas de la familia.

También la trama de The Legend of Zelda: Link’s Awakening resulta extraña. Siguiendo la historia contada al inicio del párrafo anterior, una joven de nombre Marin nos recoge en la playa, nos lleva a su casa y cuando despiertas, no está más. Y aquí hay otra joya del título, pues un viejo te entrega tu escudo y te llama por tu nombre, sea cual sea el que hayas puesto en tu save file… ¿cómo lo supo? “lo vi escrito en tu escudo”, responde… Y encontramos a Marin en la playa, en el mismo sitio donde se encontraron por primera vez, ella le cuenta a Link la fascinación que siente por el mundo exterior y le confiesa que algún día quisiera ser gaviota para volar por el mar y conocer el mundo exterior. Entonces aparece el buhito, uno menos molesto que el que vimos en Ocarina of Time, quien nos guía y revela que para salir de la isla habrá que despertar al Pez del Viento, que por cierto se encuentra en ese horroroso huevo gigante de Yoshi.

Y así inicia la aventura, que es en esencia una aventura de The Legend of Zelda. Calabozos en los que recibes un ítem especial, el cual se vuelve clave para superar dicho calabozo y así obtener uno de los instrumentos para despertar al Pez Viento. No obstante, habría que recalcar que algunos calabozos de Link’s Awakening tienen escenarios con una perspectiva de frente y no desde arriba, muy al estilo de Super Mario Bros, y propiamente dicho, como The Legend of Zelda: The Adventure of Link. Por otra parte, es oportuno señalar que este juego cuenta con uno de los calabozos mejor diseñados en la historia de la franquicia: La Torre del Águila, una torre de varios pisos que para superarla, es necesario derribarla, empalmando unos pisos con otros; además, en otra peculariedad del título, el ítem que obtienes en el juego no es necesario para superar el calabozo, pero sí necesario para acceder al octavo.

Y aunque es una estimación personal, hay argumentos suficientes para considerarla cierta. The Legend of Zelda: Link’s Awakening es el Zelda más romántico de todos. Y no es sólo por la confesión de Marin al inicio del juego o por el rol que puede tener en el final del título, sino por aquella trágica revelación hacia el final del juego. La isla Koholint es un sueño, un sueño en la cabeza de Link. Despertar de él significaría terminar con Marin, con el buhito, con los niños que te enseñan a salvar tu partida pero al mismo tiempo te dicen que no saben qué quiera decir eso, con el chomp que sacaste a pasear, con el señor Cocodrilo, con el afligido príncipe Richard y hasta con el ratón fotógrafo de la versión DX… Y lo trágico es que no hay elección, y si la hay, significa parar de jugar en ese mismo instante.

The Legend of Zelda: Link’s Awakening es mágico no sólo porque encerró en un cartucho un mundo tan grande como el que vimos en A Link to the Past, lo es también por sus románticos personajes, por sus cameos (hasta goombas hay), por el uso de “modernidades” como el teléfono, porque es el primer Zelda en el que podías pescar y ganar una pieza de corazón por ello, por sus cadenas de intercambio, porque puedes dejar de ser tú para ser THIEF, por su mágico final. The Legend of Zelda: Link’s Awakening es un juego digno de recordar.

*Mención aparte merece la versión DX del juego, que viera la luz en 1998 y celebrara la llegada del Game Boy Color. Esta edición “de lujo” añadía colores al título, así como compatabilidad con la Game Boy Printer, pues permitía lograr “fotografías” al generar ciertas escenas simpáticas en el título, como por ejemplo, robar algún ítem de la tienda. Además, incluía un nuevo calabozo que explotaba los colores añadidos al título como mecánica para superarlo.

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.