¿Lo recuerdas? Metroid Prime

128 vistas 3 Comentarios

Luego de una gran espera, Nintendo anunció que en el Game Cube sí veríamos a Samus. Aquella heroína que habíamos visto por última vez en Super Metroid, regresaba a la consola de 128 bits de Nintendo con un cambio que definitivamente nadie esperaba.

Con Super Metroid, creímos que la serie estaba predestinada al 2D, y aún con la exitosísima transición de Mario Bros al 3D en  Mario 64, creo que difícilmente alguien imaginaba Metroid en 3D. De hecho, creo que en ese entonces más bien esperábamos un Metroid al estilo de Contra Shattered Soldier. Por ello la sorpresa fue mayor cuando Nintendo anunció que sería Retro Studios, un estudio totalmente desconocido hasta ese momento quien se haría cargo de llevar  Metroid a la siguiente generación… la apuesta de Nintendo era muy riesgosa, entregaba una de sus franquicias más queridas –esa que dio el mejor juego de SNES y según algunos, de la historia- a un estudio desconocido que encima se atrevió a convertir a Metroid en un género nuevo: aventura en primera persona.

Entonces, las primeras imágenes que recibimos de Metroid Prime mostraban elementos característicos de la serie: bases espaciales semidesérticas con enemigos de gran tamaño y a Samus… pero la pregunta que muchos teníamos era cómo se jugaría Prime, cómo una “FP adventure” lograría capturar los elementos de exploración y acción que junto con Castlevania, Metroid ayudó a construir y delinear.

Imagen cortesía de Gamespot.

Tras una larga espera que estuvo marcada por la poca información que suministraba Nintendo y Retro Studios (incluso se llegó a comentar que el proyecto había sido cancelado), llegamos a aquel noviembre de 2002. Metroid Prime finalmente llegó al Game Cube.

Para el fan de Metroid, específicamente en mi caso, la experiencia fue extrañísima: comenzamos en una base especial abandonada (sí, Metroid y sus señales de auxilio en estaciones espaciales abandonadas), misterio, dudas y exploración; sí, Prime tenía los elementos claves que hacen que Metroid sea Metroid… pero en una perspectiva en primera persona. Y sorpresivamente, se sentía bien y se jugaba bien.

Y la introducción en aquella base espacial abandonada, con pocos colores que lucir, no era ni una pizca de todo lo que veríamos en Metroid Prime… tan pronto arribamos a Tallon IV y conocimos aquel planeta en el que siempre llueve supimos que Retro Studios había hecho una obra enorme. Los niveles de Metroid Prime, distintos unos de otros en su ambientación pero similares en su estructura, eran una calca en tercera dimensión de los niveles de Super Metroid. Ahí estaban los saltos imposibles, las puertas de colores que sólo se pueden abrir con cierto tipo de arma y también la exploración que hizo de la serie un clásico (vale la pena señalar que el juego te permitía deshabilitar los “avisos” que te decían a dónde ir, agregándole mayor dificultad al título).

Y si hablamos de los elementos clásicos de la serie que fueron llevados de gran forma a Metroid Prime, tenemos que hablar de los nuevos elementos que añadió la serie. El hecho de que Prime haya sido pensado en primera persona tiene una razón: los distintos visores de Samus.

En Super Metroid no había otra perspectiva que no fuera la establecida en 2D, simplemente no había otra forma de ver los niveles. Sin embargo en Prime, que la mayor parte del tiempo se juega en primera persona, sí era posible gracias a los visores térmicos y de rayos X, los cuales además de ser claves para avanzar en el juego, definitivamente permitían apreciar el título de otra forma (es increíble ver los huesos del brazo izquierdo de Samus cuando es impactada por un enemigo). Y el “vacío” narrativo del título quedaba totalmente resuelto con el scan visor, el cual te permitía analizar casi cualquier elemento con vida en Prime, dándote datos bastante útiles para enfrentar a los enemigos e incluso revelaba más sobre la historia de los Chozo, aquella mítica civilización detrás del Power Suit de Samus.

El otro elemento inaugurado en Metroid fueron los escenarios específicamente diseñados para la morph ball. Si bien la morph ball fue clave en entregas anteriores de Metroid, pues te permitía acceder a zonas a las que no se podía acceder en la forma “normal”, Metroid Prime incluyó escenarios y mecánicas en las que presionar una secuencia correcta de botones -como B para soltar una bomba que te permitiera saltar más alto y alcanzar un power tank-, hasta balancearte por una rampa muy al estilo skate.

Por otra parte, Prime fue un grandísimo reencuentro con viejos personajes de la serie y una estupenda forma de saludar nuevamente a Samus. Ridley, que estrenó nuevo look, aparece casi al inicio del juego provocando que apretemos nuestros dientes y pensemos “pagarás, una vez más pagarás, cerdo”, mientras que el encuentro con los mortíferos Metroid se da, dónde más, en un laboratorio del terror habitado por piratas espaciales que, desde luego, no sabían con qué experimentaban. Lamentablemente, Kraid estuvo ausente.

Como en todos los títulos de la serie, completar el 100% del título es una tarea ardua que requiere de paciencia, ingenio y sobre todo, observación. La gran diferencia en Metroid Prime es que la búsqueda por todos los ítems y mejoras para las armas –ese es otro gran punto en Prime, todos los rayos tienen una versión mejorada- invariablemente te obliga a sumergirte en los grandísimos niveles de Metroid Prime. Es como si, sin quererlo, Retro Studios premiara a los fanáticos de la serie no sólo con la dicha de decir “tengo el 100% de los ítems”, sino con la experiencia de haber conocido hasta los rincones más inexplorados de Phendrana Rifts, las Magmoor Caverns o de la superficie de Tallon IV.

Y si en el Insert Coin de juegos raros mencioné que Mirror’s Edge me parece un grandísimo juego por el simple hecho de ser el único First Person Runner, la serie Metroid Prime tiene muchísimo valor por ser una First Person Adventure.

Si jugaste Metroid Prime hasta el cansancio (recuerdo haberlo terminado más de diez veces), vuelve a hacerlo, verás que el juego ha envejecido con tanta dignidad que ni siquiera vale la pena pensar en una adaptación en HD para Wii U. Si no lo has hecho, ¡¿qué esperas?! Metroid Prime es uno de los mejores juegos jamás hechos por su diseño de niveles y la forma en la que te obliga a conocerlos, por sus mecánicas que te orillan a comprender cómo se utiliza y para qué funciona cada arma del juego, por su banda sonora tan inmersiva y un largo etcétera. Todo un título digno de ser recordado.

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

3 Comments
  1. Angel

    16 Oct 2012 ⇢ 12:43 pm

    Pues yo lo estoy juagando ahora desde mi wii y me parece un juego excelente, la única pega que le veo es el sistema de apuntar, nada acertado una decepcion en todo caso y la dificultad para conseguir objectos clave y seguir avanzando otra cagada magistral que no entiendo muy bien el porque tienen que marear al jugador, y que quede claro que soy un veterano jugon de los de la vieja escuela de pasarse horas y horas pero la manera en la que te hacen dar vueltas me parece absurda, aun asi es un juego excelente.

  2. Andrey

    07 Sep 2012 ⇢ 11:46 pm

    Este Metroid es mi favorito, ahi lo tengo guardadito, espero y en el Wii U saquen una version DIGNA ya que el el Wii normal la verdad apestaron las versiones 🙁

    • Allan

      08 Sep 2012 ⇢ 5:45 am

      Andrey,

      Metroid Prime es un gran título, y justo la adaptación que tuvo para Wii fue la versión que rejugué para hacer este artículo. Los Metroid que salieron para Wii me parecieron bastante buenas, de hecho Corruption me parece la culminación de la saga, aunque suena a una obviedad.
      Pensar en un Metroid para Wii U, con las capacidades del Gamepad, se antoja, sinceramente se antoja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.