¿Que es lo que convierte a un videojuego en un grande de la industria?
¿Que es lo que convierte a un videojuego en un grande de la industria?

Un marsupial naranja mutado que no tiene la capacidad de razonar muy bien sus acciones y actúa en base a lo que considera correcto, un supersoldado genéticamente modificado que es el último en su clase y podría ser la única esperanza de la humanidad, un plomero Italiano con la constante tarea de rescatar a una princesa de las manos de un tirano llamado Bowser o un hombre de edad media que perdió en 2013 a su ser más amado y ahora tiene la tarea de proteger a una chica que responde al nombre de Ellie para llevarla del otro lado del país y darle asi a la humanidad una mínima oportunidad de sobrevivir a un apocalipsis ocasionado por hongos. Sin importar cuál de las anteriores referencias hayan comprendido, es probable que alguno de los juegos a los que pertenecen hayan sido el favorito de muchos en su tiempo, la 7ma generación de consolas está por llegar a su final y hemos visto experiencias de todo tipo a lo largo de los últimos 8 años, sin embargo un constante debate reside en que los gráficos son realmente importantes para algunos y para otros no significan nada, Minecraft, LIMBO, FEZ, The Last of Us, Halo 4, Bioshock Infinite y New Super Mario Bros U son algunos de los mejores juegos de esta generación y en realidad tienen muy poco en común, lo que nos lleva a la obligada pregunta, ¿el poder en realidad importa?

Xbox One y PlayStation 4 están a unos pocos meses de llegar al mercado y los principales puntos de discusión entre los fanáticos de ambas plataformas se centran en determinar cual es más poderosa que otra, cual es en verdad una consola de videojuegos y no un centro multimedia, cual tendrá los mejores gráficos y finalmente cual tendrá las mejores exclusivas.  Del extremo opuesto tenemos a Wii U, una consola que muchos han catalogado como “muerta a la fecha” dado que se trata de un aparato intergeneracional, más poderoso que un Xbox 360 pero mucho menos que un PS4, la idea de Nintendo es levantar a la plataforma a partir de agosto de 2013 con un catálogo amplio de videojuegos, porque para ellos es el software el que vende el hardware, así que la potencia no lo es todo. Tres consolas, tres visiones completamente distintas de un mismo mercado, gráficos, innovación, accesibilidad, costo, originalidad…  ¿Cuál es el camino del éxito en la industria del videojuego?, hechemos un vistazo atrás a las consolas de actual generación para tener una respuesta más clara.

Home fue un fallido intento de Sony por implementar la experiencia "todo en uno" en PSN
Home fue un fallido intento de Sony por implementar la experiencia “todo en uno” en PSN
  • PlayStation 3

Para Sony, la actual generación de consolas se trató por completo sobre la supremacía grafica en un inicio y por ello ofreció un sistema  capaz de reproducir discos Blu Ray, sonido en 7.1 canales, graficos nativos de 1080P y que contaba con un procesador Cell que llevaría a cabo todas las fantasías de los desarrolladores de la industria. Sony apostó por que todos y cada uno de los 100 millones de poseedores de un PS2 serían fieles a la marca y comprarían un PlayStation 3 sin importar su elevado costo de $599 dólares (que en México se llegaron a convertir hasta en $12.000 pesos), sin embargo la historia le enseño una dura lección a la compañía multinacional, y es que de nada servía tener un aparato tan poderoso si no se contaba con juegos de calidad y se tenía un costo tan elevado, después de todo, de 2005 a 2008 Xbox 360 dominó por completo el mercado, tuvo exclusivas vende consolas (Bioshock, Dead Rising, Lost Planet etc…) y un precio $200 dólares más bajo, lo que dejaba a la consola de Sony como una pésima opción.

Con el paso del tiempo, Sony logró reivindicar su consola gracias a una inteligente estrategia que supuso gigantes perdidas económicas para la compañía (hubo una época en que Sony perdía dinero con cada PS3 vendido), pero valía la pena el riesgo si los consumidores volteaban a ver su plataforma y adquirían sus juegos. 2009 supuso el inicio de un nuevo dominio para la 7ma generación de consolas, aprendiendo de sus errores de soberbia y de los propios aciertos de Xbox 360, Sony apostó por las exclusivas AAA que culminaron en juegos como Heavy Rain, God of War 3, Uncharted, Gran Turismo 5 y por supuesto The Last of Us, por los estudios independientes que alguna vez llegó a ignorar (que nos dieron juegos como Guacamelee y Journey) y por ofrecer un servicio de paga que tomara lo bueno de Xbox Live y lo mejorara en gran medida (lo que culmino en el servicio PS+ y dejó en el olvido el proyecto “Home”), gracias a ello, hoy PlayStation 3 es el segundo lugar en ventas de la actual generación y relego a Xbox 360 al final de la lista. Sony comenzó apostando por una plataforma “todo en uno” y con una actitud soberbia y confiada de lo hecho previamente, solo para descubrir con el paso del tiempo que si bien el poder importa, este no lo es todo, el usuario prefiere una amigable experiencia antes que una compleja aventura que puede no llegar a comprender, calidad no es sinónimo de poder.

Para muchos, Bioshock fue el primer verdadero juego next gen de Xbox 360
Para muchos, Bioshock fue la razón definitiva para comprar un 360 y no un PS3
  • Xbox 360:

Microsoft lo hizo absolutamente todo bien con el lanzamiento de Xbox 360, la generación pasada no se trató en lo absoluto de ganar para el gigante de Redmond, si no de posicionar de la mejor manera posible a la marca Xbox y develar si en verdad existía un futuro para ella. Con un precio de lanzamiento de $300 dólares para la edición económica,  $400 para la versión definitiva (para aquel entonces),  una verdadera revolución en los videojuegos en lo que se refiere al juego en línea y las transacciones en el mismo medio, además de la promesa de juegos exclusivos de gran calidad que eventualmente se convertirían en Gears of War, Crackdown, Bioshock, Lost Planet y muchos más, Microsoft ofreció durante 4 años el sistema definitivo de videojuegos,  el Xbox 360.

Para desgracia de los jugadores, el tiempo siguió su curso y Microsoft no trabajó en mejorar la experiencia de juego del usuario, si no en expandir cada vez más los mercados a los que su consola pudiera llegar, lo que implicó la llegada de servicios como Netflix, Xbox Video, Xbox Music, Televisa, Claro Video y muchos más a Xbox Live, dejando un poco de lado el innovar en lo que debió haber sido el objetivo central de Microsoft, los videojuegos. Hoy parece ser que Xbox 360  es una plataforma multimedia que permite ejecutar juegos en segundo plano, y para ello basta ver la interfaz de Xbox Live y darse cuenta que menos del 40% está enfocada en videojuegos. Puede que a corto plazo se trate de una estrategia efectiva, pues los consumidores actuales se encuentran a gusto con la posibilidad de expandir sus experiencias más allá de videojuegos, sin embargo aquellos que no poseen un Xbox el día de hoy ven pocos motivos para adquirir la consola rumbo al final de su ciclo, pues no existe en su futuro cercano una exclusiva de peso y su servicio Xbox Live ha quedado relegado casi por completo por la experiencia que ofrece PSN+, lo que provoca que el efecto inicial se revierta y los consumidores opten por PlayStation 3 en lugar de la consola de Microsoft.

El gigante de Redmond comenzó apostando por todo poseedor de un Xbox original para darle una buena base de usuarios al 360 y en un principio fue una tarea que se llevó a cabo de muy buena manera, sin embargo el enfocarse casi por completo en otro mercado y desatender las necesidades de sus clientes tradicionales provocaron que Xbox 360 fuera en picada rumbo al final de su vida útil, se trata de una excelente consola para mantener si es que se compró en años previos, pero para aquellos novatos en el medio, todo parece apuntar a que PlayStation 3 es una consola con un par de años más de vida, contenido exclusivo en camino y por ende una mejor opción.

Mario Galaxy fue la clara muestra de que el software es aquel que vende el hardware
Mario Galaxy fue la clara muestra de que los gráficos despampanantes no hacen mejor a un videojuego
  • Nintendo Wii:

De vuelta en 2006, Nintendo venia de una muy complicada situación, su Gamecube había acabado como 3ro en la competencia de la 6ta generación pese a haber sido la consola más potente del mercado (tecnológicamente hablando) mientras que el Nintendo DS empezaba a ser un éxito pese a ser una plataforma técnicamente inferior al PSP de Sony, lo que le dejó una valiosa lección a la gran N, un buen software venderá cualquier hardware sin importar si se trata de una maquina con tecnología de punta o no, ocasionando el origen del tan controvertido Wii.

Esta nueva consola era por mucho inferior a sus competidores contemporáneos PS3 y Xbox 360, pero su oferta única de entretenimiento a base de un control de movimiento resultó más que entretenida para un mercado al que pocos le veían futuro en aquel entonces, el consumidor casual. Wii fue una consola muy criticada por enfocarse casi por completo a los no jugadores y ofrecer experiencias como Wii Fit y Wii Music, que poco o nada tenían de atractivo para el jugador tradicional de Nintendo, sin embargo la compañía japonesa como siempre supo sacar su propia consola a flote para todos los mercados y si bien es cierto que Wii jamás tuvo el apoyo de estados externos en comparación a Xbox 360 y PlayStation 3, también comprobó la frase de “solo Nintendo puede salvar a Nintendo”, Donkey Kong: Country Returns, New Super Mario Bros Wii, Kirby´s Epic Yarn y sobre todo, la serie Mario Galaxy, fueron las cartas de Nintendo que demostraban que los usuarios no buscaban solamente efectos impresionantes y producciones de decenas de millones de dólares, sino una oferta de juegos que le recordara que lo importante en los videojuegos es la ejecución misma.

Para desgracia de la gran N, el Wii tuvo una muerte anticipada a manos de su sucesora el Wii U, a la fecha no existen juegos de peso para dicha plataforma y es poco probable que el apoyo a la misma continúe por mucho tiempo. Wii demostró que Nintendo es capaz de sacar adelante sus propias plataformas, pero también demostró que tiene que crear un ambiente más amigable para aquellos que no se llamen Nintendo y se dediquen a desarrollar videojuegos, pues es casi imposible que una plataforma triunfe a mediano y largo plazo si no existen posibilidades de ver un GTA, Call of Duty, Batman o producciones AAA en las fechas de lanzamiento originales.

Final
De izquierda a derecha, lo mejor de una generación: LIMBO, TWD: 400 Days, Halo 4, Gran Turismo 6, GTA 5 y Journey

Nintendo, Microsoft y Sony, los tres gigantes de los videojuegos tomaron decisiones completamente diferentes a lo largo de los últimos años, Microsoft tuvo el dominio del mercado durante 4 años pero lo perdió debido a que se enfocó en un mercado al que no ha podido terminar de convencer para adquirir sus plataformas, Nintendo fue el ganador en ventas de la generación, pero su Wii fue una consola de moda pasajera que en la mayoría de los casos yace guardada en algún rincón de la casa sin usarse y PlayStation 3 fue la plataforma que tuvo el peor inicio imaginable, pero que supo tomar lo mejor de sus oponentes y aprovechar sus errores en el momento oportuno para salir adelante.

La siguiente generación de consolas está casi entre nosotros y ya conocemos la estrategia de cada una de estas, Xbox One hará un último intento de atraer al público no jugador para que pague $499 dólares por un dispositivo todo en uno a la vez que trata de ocuparse por el mercado que vio nacer a la marca, Nintendo está tratando de repetir los pasos de su portátil 3DS, desarrollando juegos propios que saquen el mejor provecho de su plataforma mientras trata de no alejar a las grandes producciones AAA del mercado y Sony está apostándolo todo a su jugador tradicional, ofreciéndole características que amplíen su experiencia de juego y haciendo un ligero intento de llamar la atención del público no jugador.

Lo mencionamos desde un inicio, tres consolas, tres puntos de vista completamente diferentes, si nos guiamos por lo ocurrido en la presente generación de consolas, todo parece indicar que Sony está haciendo los movimientos correctos para salir triunfante en esta ocasión, pero es aún muy temprano para decir que Microsoft y Nintendo fracasarán con sus planes a mediano plazo, por lo que tendremos que esperar un poco más para conocer esta verdad. Pero algo que es 100% verdad, es que los números arrojados por las preventas no significan absolutamente nada y que el poder ya no lo es todo en el mundo de los videojuegos, siendo que en ocasiones solamente representa un pequeño añadido a la experiencia de juego, el verdadero desafío inicia una vez que las consolas están a la venta para el mercado en general, tan solo hay que ver a Wii U, que vendió 100.000 unidades más en su primer semana que su antecesora, pero a la fecha es poco menos que una decepción en ventas para la gran N.

Acerca de

GameOverVg

No Description or Default Description Here

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.